Miro la lluvia por la ventana. 
Difícil decir si llueve dentro también o sólo fuera.
Lloro de rabia.
De impotencia.
De frustración.
De exigente.
De desilusión.

Pero no hay lágrima en vano.

Hasta cuando bajan por la mejilla hacen cosquillas.

Ph Juana Demora. 35mm. New York . 2009