Hago tanto ruido que me distraigo de lo esencial.
Hago de las superficies montañas que no me dejan ver la magia de lo simple:
La magia de un abrazo.
De un beso de buenas noches.
Del valor de ser cortés a pesar del enojo.
De la sonrisa sin motivos.
Del baile sin prejuicios
De los bichos de mi huerto.
De amasar el pan.
De mi cuerpo.
De mi pelo rebelde.
De tus ojos claros.
De tu voz sonora.
De tu canto libre.
Del silencio.
Ph. Juana Demora. 35mm. 2016