Así empece.

De afuera hacia dentro.

De los ojos

De la forma de hablar y los cuentos

Del abrazo y el segundo baile

Del “si tenes que sacar a una persona de tu vida, es porque la dejaste entrar” que me dijiste en la primer cita

De tus palabras escritas con ingenio

-Luego del contenido

De tu cuerpo

*

Después vinieron tus miedos

Tus dogmas

Tus huidas

Tus caricias que tardaron en llegar

pero llegaron como una avalancha por todas las que no recibiste.

Tu confianza

Tu envidiable “me importa un pito el que dirán”

Tus silencios

**

Y terminé enamorándome de aquello que más me dolía.

Porque eso también soy yo.

***

El cielo en tu mirada, compañero.

Que me sigue hasta Misiones y se expande por mis adentros.

Ph: Juana Demora. 35mm. Barcelona